Cosas que no es una Roomba

Cualquier roomber@ sabe que su Roomba es la mejor máquina que ha pasado por sus manos, que es un aliado fiel contra la mugre, que es la que mejor aspira del mercado…

Aunque hay cosas que una Roomba no es y que debemos tener claro para evitar malfuncionamientos, accidentes y otras sorpresas desagradables.

No es un juguete
Una Roomba es un aparato preciso de limpieza. A pesar de su atractivo aspecto, no se debe dejar al alcance de los niños para que jueguen.

Si alguna vez permitimos que la manipule un niño, ha de ser bajo nuestra supervisión. Debemos darles las instrucciones necesarias para que puedan usar el dispostivo con seguridad.

niño sostiene un juguete en la mano

No es buena idea sentarnos sobre la Roomba, ni ponernos de pie encima.

No hay que olvidarse de las mascotas. Hay que vigilarlas cuando Roomba está trabajando.

perro al lado de su comedero

 

No es un residuo urbano sin clasificar
Por ello, cuando nos toque desechar nuestra Roomba (dentro de mucho años si la cuidamos bien) debemos acudir a un punto limpio. No demeos echarla a la basura sin más pues si llega al vertedero pueden filtrarse sustancias peligrosas en aguas subterráneas y penetrar en la cadena alimentaria, lo que puede dañar la salud.
Y nosotros somos usuarios cuidadosos y responsables ¿Verdad?

Punto limpio recogida basura

 

No es un bombero
Hay que evitar que nuestra Roomba recoja cosas que están echando humo o ardiendo, derrames de productos químicos o cosas húmedas.

bombero apagando un fuego

 

No es un camión de la basura
Una Roomba recoge lo que se ponga por delante, pero si es polvo, pelo y suciedad. No vayamos a pensar que todo vale. Debemos colaborar un poco con ella y recogeremos objetos como ropa, papeles sueltos, cordones de persianas o cortinas, cables de corriente u objetos frágiles.

Camion amarillo de la basura

 

No es sumergible
Roomba tiene componentes electrónicos muy sensibles. No debemos dejar al descubierto los componentes electrónicos, así como la base de carga o la batería.

No debemos sumergirla ni rociarla con agua u otros líquidos. Para limiparla, lo mejor es un paño seco.

buzos bajo el mar

 

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Podéis seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.