Parece que mi Roomba no aspira

¿Has notado que debajo de tu Roomba, después de limpiar hay pelusas que no han sido aspiradas? En cambio, el polvo sí que ha pasado al depósito.

Pues es hora de echar un vistazo a los cepillos centrales o supervisar los extractores (si tienes una Roomba Serie 800).
Hemos de asegurarnos de que los cepillos centrales funcionan correctamente y de que el carro de cepillos esté en perfecto estado.

¿Cómo compruebo que los cepillos van bien?
Pues quitamos el depósito y encedemos la Roomba para ver si giran los cepillos.

Quitaremos el depósito de Roomba

Si no giran o hiciesen un ruido fuerte (2 parpadeos y oiremos Error 2), debemos limpiar los cepillos centrales y sus cabezales y engranajes retirando todo el pelo que pudiera haber enredado.

Supervisaremos los cepillos

No olvides el mantenimiento
Es importante hacer un mantenimiento periódico de nuestra Roomba y saber cuándo sustituir accesorios y recambios.
Los cepillos centrales se limpian cada 1-2 ciclos de limpieza y se cambian cuando están deteriorados. Los rodillos de la Roomba 800 se supervisan cada 4 meses (3 meses en casas con mascotas) y se sustituyen cada 12 meses.
Vacía el depósito con frecuencia.
No te olvides de echar un vistazo a los filtros.

El cepillo lateral
El cepillo lateral es un gran olvidado de la Roomba. Como es tan pequeñín, tan simple, pues no le hacemos caso. Pero es importante que gire bien. Ha de estar libre de enredos y para que gire bien y su motor no sufra daños.

Cepillo lateral supervisión

Repuestos originales
Es muy importante utilizar repuestos originales para evitar deterioros en la máquina y no tener problemas con la garantía.

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Podéis seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.