Roomba salvada del maltrato doméstico

Un nuevo caso de violencia robótica en el hogar ha saltado a las portadas de todos los diarios.

Un robot Roomba ha sido objeto de numerosos maltratos físicos y psicológicos por parte de un grupo de estudiantes, los cuales pertenecen a esa peligrosa y, porqué no decirlo, escalofriante tribu llamada “estudiantes de piso compartido“, y han sido condenados a año y medio de prisión por hechos tan cruentos como obligarle a sacar la basura a la calle, suplantar identidades en un examen de literatura, ir a comprar marihuana, abandonos en zonas inhóspitas de la ciudad, realizar videos graciosos (entiéndase vejatorios) y colgarlos en la red…

Una Roomba maltratada por estudiantes

“La obligaban a hacer vídeos graciosos con el gato y si no recibía muchas visitas la golpeaban”

Nosotros nos preguntamos, ¿Para cuándo un Defensor del robot?.

Lee la noticia completa aquí..