Consejos para guardar tu Roomba estas vacaciones

Muchos sois los afortunados roomberos que estáis preparando las maletas para pasar unas merecidas vacaciones y como cada verano tomáis una serie de medidas en vuestra casa: dejarle las llaves a la vecina para que nos riegue las plantas, poner un mensaje en el contestador del teléfono y cerrar puertas y ventanas. Pero ¿Qué hacemos con nuestra Roomba?

Consejos para tu roomba estas vacaciones

Como bien sabéis, Irobot recomienda que vuestra Roomba siempre que no se esté usando esté conectada en la base de carga y ésta a su vez en la toma de electricidad. Si bien es cierto dependiendo de cómo de afortunados seáis en vuestra escapada vacacional, tendréis que tomar unas medidas u otras.

Si estaréis fuera una semana, os recomendamos que dejéis la Roomba como siempre, en la base de carga, pero que la desprograméis para que no se active sola todos los días. Si lo que queréis es llegar y encontrar la casa limpia os aconsejamos programarla para el día que llegáis, horas antes. Debemos tener en cuenta que antes de usar nuestra Roomba hay que despejar la zona de limpieza de cables y alfombras, si no vais a estar podríais encontrar vuestra Roomba enredada a algún obstáculo. Si la vas a dejar limpiar sola, no olvides ponérselo fácil.

Cómo almacenar la batería de tu Roomba Si vuestro descanso se va a prolongar más semanas, os recomendamos que extraigáis la batería de vuestra Roomba y la guardéis en la caja o en un lugar fresco y seco, desenchufando también la base de carga. Así evitaréis el deterioro o la descarga de la batería, así como proteger vuestra Roomba de posibles picos de tensión inesperados. Recordad que, extraer la batería es sencillo y muy rápido. En el caso de las baterías azules y negras, es conveniente guardarlas después de usarlas. Mientras que las baterías amarillas hay que guardarlas cargadas.

Cuando llegue la triste hora de volver a casa y volver a dar uso a vuestra Roomba, es posible que -en el caso de las baterías amarillas- os encontréis la batería descargada. Os recomendamos hacer una carga de renovación a vuestra Roomba, para favorecer la vida de la batería. Estas cargas son recomendables cada 6 meses, independientemente de que se haya dejado de usar o no nuestra Roomba.

Siguiendo estos consejos, seguro que la vuelta a casa es mucho más llevadera. Para más información no dudéis en visitar la página web de iRobot.