Tecnología Dirt Detect de Roomba

enlaza a la serie 800
Dirt Detect (detección de suciedad) es el sistema de limpieza inteligente patentado por iRobot para sus robots aspiradores Roomba. Su componente principal es el sensor de detección de suciedad, situado bajo los dos cepillos centrales, que localiza la suciedad del suelo por donde va pasando la Roomba.

Dirt Detect™ es una función esencial del sistema iAdapt™ del Roomba. Eso quiere decir que, a medida que el Roomba atraviesa la habitación, puede detectar aquellas zonas con mayor acumulación de suciedad y emplear más tiempo en ellas hasta que estén limpias por completo.”

Dirt Detect iRobot Roomba

Cuando una Roomba encuentra suciedad, su modo Dirt Detect se activa y vemos que se enciende una luz azul fija (en la serie 500) o parpadeante (en los modelos de la serie 700) en la parte superior de Roomba.

La nueva serie 700 de Roomba incorpora Dirt Detect de la serie 2; es decir, una versión nueva y mejora del sistema de detección de suciedad, capaz de detectar más y mayor variedad de tipos de suciedad concentrada.

“El sensor Paseo que utiliza Dirt Detect™ “oye” aquellas zonas con mayor acumulación de suciedad a medida que el Roomba pasa por encima de ellas.”

Esta nueva versión Dirt Detect incorpora, además del sensor de detección en los cepillos, sensores ópticos y acústicos capaces de determinar el tamaño y la cantidad de la suciedad. Si Roomba encuentra una gran acumulación de suciedad, inicia el modo de limpieza persistente: movimientos repetidos de atrás a adelante (simulando la acción humana de pasar la aspiradora con insistencia) para una limpieza total.