¿Se puede caer una Roomba por las escaleras?

No importa qué tipo de escalera sea, dónde se encuentre o si se trata sólo de un escalón aislado, un robot Roomba jamás se arrojará escaleras abajo ni caerá por el desnivel. ¿Cómo es posible?

La respuesta está en sus inteligentes Cliff Sensors, que en nuestro idioma se traducirían algo así como Sensores de Acantilado, de Altura, vaya. Estos sensores detectan los bordes y avisan a la Roomba para que los ubique y, por supuesto, los evite.

A pesar de su elevada efectividad, hay que tener presente que ciertas situaciones dificultan la tarea de estos sensores: los bordes redondeados, por ejemplo, despistan al robot. Las superficies resbaladizas o que los sensores queden cubiertos de suciedad hacen también que la detección de desniveles sea menos eficaz.

Si tu Roomba está experimentando dificultades a la hora de ubicar las escaleras, inspecciona el estado de los sensores de altura. Para ello, sigue estos pasos:

– Vacía el depósito
– Pon a la Roomba boca arriba sobre una superficie plana
– Inspecciona los 4 sensores situados bajo el parachoques y límpialos con aire comprimido.


Una vez que los sensores estén limpios, vuelve a montar la Roomba y comprueba si detecta el desnivel. Si a pesar de ello funciona bien en otras zonas de la casa pero no acaba de situar el desnivel, probablemente sea por una característica del suelo o del propio borde: te recomendamos que coloques una pared virtual parar facilitarle el trabajo a la Roomba.